Ivanka Trump expande sus negocios en China y el interrogante ético



El gobierno chino dio este mes a la compañía de Ivanka Trump aprobación preliminar para registrar otras cinco marcas, en una época en que el gobierno de su padre continúa en negociaciones comerciales con China.

Cuatro registros de marcas, incluidas guarderías infantiles, gafas de sol y vestidos de novia, fueron aprobados el domingo. Un quinto registro, que cubre servicios de corredores bursátiles, recaudación de fondos para caridad y valuación de arte, fue aprobado el 6 de enero, según documentos oficiales publicados en internet. Las solicitudes fueron presentadas en 2016 y 2017. Si nadie pone objeción, serán completadas después de 90 días.

Desde hace mucho, las crecientes propiedades intelectuales de la hija del presidente estadounidense Donald Trump generan interrogantes éticas, sobre todo en China, donde los tribunales y la burocracia tienden a reflejar la voluntad del gobernante Partido Comunista.

Los abogados de Ivanka Trump en China no respondieron a una petición de comentarios.

Los críticos argumentan que, al pedirle a un gobierno extranjero los derechos de propiedad intelectual, la Casa Blanca podría exponerse a presión en las negociaciones comerciales. También existe la preocupación de que las marcas registradas globales de la familia Trump abran camino para oportunidades de negocio lucrativas una vez que el mandatario deje el poder.

“La gran cantidad de registros en el extranjero que ha obtenido Ivanka Trump mientras trabaja en la Casa Blanca ya de por sí sería suficientemente inquietante, pero el hecho de que haya obtenido uno para recaudación de fondos de caridad cuando la fundación que lleva el nombre de su padre —en la que ella trabajó en el consejo administrativo y está envuelta en el escándalo después de la investigación de la fiscalía de Nueva York, que detalla varias violaciones legales— es especialmente preocupante”, dijo Jordan Libowitz, portavoz del grupo activista Citizens for Responsibility and Ethics (Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética) en Washington, en un correo electrónico.