Ordenan la captura del ex presidente salvadoreño Mauricio Funes


Un juzgado salvadoreño giró orden de captura contra el expresidente Mauricio Funes para que sea procesado junto a un exfiscal y un periodista por divulgar un documento secreto llamado Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS), en el cual se revela el desvío de 10 millones de dólares que el gobierno de Taiwán entregó al fallecido exmandatario Francisco Flores para ayudar a las víctimas del terremoto de 2001.

El Juzgado Quinto de Paz de San Salvador también giró orden de captura nacional e internacional contra el ex director fiscal Diego Balmore Portillo y el periodista costarricense Lafitte Fernández, para que sean procesados por “revelación de hechos, actuaciones o documentos secretos por empleado oficial en perjuicio de la administración pública”. De ser encontrados culpables podrían ser condenados a un máximo de ocho años de prisión, informó el sábado la oficina de prensa de los tribunales.

Funes, asilado en Nicaragua, respondió a la decisión del juzgado en Twitter, preguntando que “en qué parte de la legislación salvadoreña dice que el ROS (Reporte de Operaciones Sospechosas) es un documento oficial del Estado salvadoreño. ¿Y cuál es el agravio que se le produjo a la administración de justicia en el país como para que su divulgación sea un delito?”

Esta sería la tercera orden de captura girada contra Funes. Antes ya había sido ordenada su detención para ser procesado por entregar dadivas al ex fiscal general Luis Martínez y otros funcionarios de segundo nivel de la Fiscalía y particulares.

La justicia salvadoreña también busca al expresidente para que responda por los delitos de peculado y lavado de dinero y activos. Funes, su pareja Ada Mitchell Guzmán y dos de sus hijos se encuentran en Nicaragua, donde en septiembre de 2016 recibieron asilo político del gobierno del presidente Daniel Ortega mientras se desarrollaba un juicio civil por enriquecimiento ilícito y cuando aún no se había emitido orden de captura en su contra.

La Corte Suprema de Justicia ya estudia una solicitud de extradición del exmandatario.