Será más fácil obtener un arma legal en Brasil


El presidente brasileño firmó el martes un decreto que facilita la posesión de armas de fuego, el primero de muchos cambios previstos por su flamante gobierno para reformar las leyes sobre armas en el país líder mundial en homicidios.

Jair Bolsonaro firmó el decreto durante una ceremonia televisada en Brasilia y dijo que éste y otros cambios que elevará al Congreso ayudarán a la gente a defenderse. El capitán retirado del ejército y dirigente de ultraderecha dijo que su elección el año pasado fue la señal de que los ciudadanos del país más grande de América Latina quieren armarse.


"El pueblo decidió a favor de comprar armas y municiones, y no podemos negar lo que el pueblo quiere en este momento", dijo Bolsonaro, quien durante la campaña solía hacer gestos a sus seguidores como si les apuntara con una pistola.

El decreto extiende de cinco a 10 años el período para renovar el registro de cada arma. El dueño de un arma está obligado a tenerla en una caja de seguridad en una casa donde hay niños, adolescentes o discapacitados mentales.

Si bien más personas podrán comprar armas, sigue siendo ilegal su portación en público por parte de la mayoría de los civiles. Bolsonaro y la llamada "Bancada de la Bala" en el Congreso planean derogar esa disposición.

Los expertos en seguridad sostienen que más armas provocarán mayor violencia.